• Citas al: (55) 5564 2870
CONECTA CONMIGO
5 mitos sobre el desgaste de cartílago que NO son ciertos

5 mitos sobre el desgaste de cartílago que NO son ciertos

La artrosis es una enfermedad degenerativa que se produce por el desgaste de los cartílagos articulares, una parte que recubre los extremos óseos facilitando el movimiento de las articulaciones.

En este sentido, muchas personas creen que para que tal condición no les afecte, deben evitar el trabajo constante de los mismos, pues su uso frecuente podría provocar un aceleramiento del desgaste.

Nada más falso que eso! Empecemos por desmontar 5 mitos errados del desgaste del cartílago:

MITO 1: Es una enfermedad exclusiva de la gente mayor

Aunque el factor edad es el que más decisivo en el desgaste del cartílago, existen otros factores como:

  • La mala calidad en los tejidos.
  • El sobre esfuerzo sobre las articulaciones.
  • La deficiencia nutricional.

MITO 2: El reposo es la mejor fuente de alivio

Aunque a los pacientes diagnosticados con artrosis se les aconseja tomarse algunas horas de reposo para aliviar el dolor, de ninguna manera se debe considerar como la mejor forma de alivio.

De hecho, la inactividad física y el sedentarismo incrementan los síntomas de esta patología y dificultan los efectos del tratamiento.

Actividades como correr y caminar puede reducir significativamente el riesgo, en especial en las personas con índice de masa corporal bajo.

MITO 3: El deporte impide el desgaste del  cartílago

Aunque la actividad física contribuye a prevenir el desgaste de las articulaciones (como ya mencionamos) realizarla en exceso o de forma inadecuada puede tener un efecto contrario.

Un movimiento mal realizado o un entrenamiento de alta intensidad pueden aumentar el riesgo de padecer este trastorno degenerativo por el uso repetitivo y la sobrecarga en las articulaciones.

MITO 4: El peso corporal no tiene nada que ver con la artrosis

Uno de los mitos más difundidos! De hecho, las personas que padecen de obesidad están en un alto riesgo de sufrir el desgaste de los cartílagos, no solo por la presión que genera sobre las articulaciones, sino por el incremento de las hormonas inflamatorias que destruyen las células que regeneran el cartílago.

MITO 5: No se puede evitar el progreso de la enfermedad

Si bien hasta el momento no se ha encontrado una cura definitiva para este problema, sí se ha podido determinar que una dieta balanceada y el consumo de algunos medicamentos puede impedir la progresión de sus síntomas para que no afecte la calidad de vida.

Por lo que el hecho de que la enfermedad avance o retroceda está en manos de cada paciente.

En la actualidad, existen varios fármacos y remedios que pueden aliviar la inflamación y protegen el cartílago para impedir su avance a etapas más graves.