• EMERGENCIAS Llama al: (55) 55.64.28.70
Conectemos en
7 pruebas simples para detectar el origen del dolor en el Hombro

7 pruebas simples para detectar el origen del dolor en el Hombro

Hay múltiples articulaciones en el hombro, por lo que no es fácil para el paciente detectar a simple vista cuál puede ser el origen de su dolor, sin embargo las adecuadas pruebas de evaluación y movimiento puede limitar la búsqueda a los problemas específicos del daño. Para ello se pueden realizar simples pruebas de tacto con la ayuda de una persona para determinar la razón del dolor de los hombros. Estas pruebas en ningún momento reemplazan el conocimiento experto de un médico pero pueden ayudar a que el paciente vaya con una idea más clara a consulta.

1.- Pinzamiento

➡️ Mientras estás sentado con la ayuda de una persona levanta el brazo del hombro que manifiesta dolor y lleva el brazo hacia adelante.

➡️ Tu ayudante debe colocar su mano en el brazo y la otra mano soportando el omoplato. Si el dolor se siente en el hombro, la prueba se considera positiva y el dolor es causado probablemente por el choque de los tendones en el área de su hombro.

2.- Tendinitis en bíceps

➡️ Mientras estás sentado, levanta el brazo del hombro con dolor y llévalo hacia delante.

➡️ Mientras sostienes el brazo en línea recta delante de ti, gira la palma hacia arriba. Tu ayudante debe empujar el brazo hacia abajo, hasta tanto tu intentas resistir. Si el dolor se siente en la parte delantera del hombro al resistir el brazo de empuje significa una probable tendinitis de bíceps, causando dolor de hombro.

3.- Desgarro del labrum

Esta prueba tiene dos partes: aprehensión y reubicación.

Aprehensión

➡️ Comienza acostado boca arriba en una superficie plana y elevada.

➡️ Mueve el brazo hacia los lados perpendiculares al torso.

➡️ Flexiona el codo a un ángulo de noventa grados.

➡️ Tu ayudante debe girar lentamente el brazo para que su mano se mueva hacia la oreja y deberá intentar empujar. Asegúrete de mantener la flexión del codo a noventa grados. Si sientes incomodidad en el movimiento del hombro más allá de la articulación, esta prueba se considera positiva y es probable que exista un desgarro del labrum.

Reubicación

Puede que sientas el hombro inestable y con el deseo de moverlo fuera de lugar, particularmente cuando el hombro está en rotación externa y extrema. Si este es el caso:

➡️ Pídele a tu ayudante que presione suavemente en la parte delantera del hombro.

➡️ En el caso de sentir menos la reubicación y el hombro se siente más estable esta prueba se considera positiva y es posible que tenga un desgarro del labrum.

4.- Separación AC (acromial-clavicular) conjunta

Se llama la prueba de compresión articulación AC; el omoplato se conecta a la clavícula. Para ello realiza lo siguiente:

➡️ Mientras estás sentado, pídele a tu ayudante que coloque una mano en la parte delantera de la articulación del hombro y la otra mano en la parte trasera.

➡️ Tu ayudante deberá lentamente y con firmeza, presionar a ambos lados de tu hombro para comprimir la articulación AC.

➡️ Si hay una separación de la articulación el dolor se sentirá en la unión entre las manos presionadas hacia abajo.

5.- Desgarro del músculo supraespinoso

El músculo supraespinoso está situado en la parte superior de la articulación del hombro y está implicado en la elevación del brazo. Para ello realiza:

➡️ Mientras estás sentado o de pie, levanta el brazo adolorido hacia delante y colócalo de lado en aproximadamente unos 30 a 45 grados.

➡️ Inclina la muñeca de modo que la palma de la mano mire hacia abajo (como si estuviera tratando de vaciar un vaso de agua).

➡️ En esta posición, tu ayudante debe empujar suavemente su brazo hacia abajo. Si el dolor o debilidad le impide mantener la posición del brazo, es posible que tenga un desgarro del músculo supraespinoso.

6.- Hombro congelado

También se le conoce como capsulitis adhesiva, ocurre lentamente con el tiempo y puede limitar el uso funcional de tu brazo. Un hombro congelado se manifiesta con el dolor y la rigidez, esto hace que sea difícil llegar el hombro a lo alto y que presione una mancuerna.

No existe un diagnóstico exacto del hombro congelado, ni pruebas de diagnóstico tales como una radiografía o resonancia magnética. Un diagnóstico de hombro congelado se hace observando el hombro en un rango de movimiento específico. Para ello:

➡️ Párate frente a un espejo, tu ayudante tiene que observar mientras mueves el brazo y el hombro, debe destacar la variedad y calidad del movimiento de la articulación del hombro.

➡️ Lentamente levanta ambos brazos al frente, si sufres de hombro congelado, el brazo doloroso solamente puede llegar a un punto un poco más allá en paralelo con el suelo.

➡️ Desde esa posición, baja lentamente el brazo y luego poco a poco levante el brazo hacia un lado; ten en cuenta el movimiento que se produce. Si el brazo sólo llega hasta un punto paralelo al suelo y el hombro duele, entonces es probable que sufra del síndrome de hombro congelado.

7.- Desgarro del manguito rotador

➡️ Mientras estás sentado, pídele a tu ayudante eleve el brazo del hombro con dolor, este debe estar paralelo al suelo.

➡️ Mientras relajas el brazo, tu ayudante permite que caiga el brazo. Si tu brazo cae involuntariamente y no puede mantener la posición paralela al suelo pueda tener un desgarro del manguito rotador.

Ninguna de estas pruebas reemplazan el conocimiento experto de un médico